CAPÍTULO 29

DESPUÉS DE FRIN

 

Cuando Frin llegó a su casa, se sentía triste porque se tuvo que despedir de Alma.

El sábado siguiente, tal y como había prometido, Alma fue a visitarle. Ella tenía buenas noticias, los padres volvieron juntos y ella pudo retornar al colegio. Frin se puso muy contento al enterarse.

Al salir del colegio Frin le preguntó a Alma, a Vera y también a su amigo Lynko si el domingo a las cinco de la tarde querrían ir con él al cementerio. Todos le contestaron que podían ir.

Llegado el día, y pasada media hora del momento convenido, Frin, Alma y Vera se fueron a casa de Lynko porque todavía no había aparecido. Llamaron a la puerta de la entrada principal y nadie les contestó. Volvieron a llamar y confirmaron que no había nadie. Se fijaron en la alfombrilla de la entrada y encontraron en ella una nota en la que se había escrito lo siguiente: “Hola Frin siento no haberme podido despedir. Esta semana he estado muy ocupado. Como podrás ver no hay nadie en casa porque nos hemos ido a vivir a Andorra.  A mi padre le han ofrecido un trabajo en el que le pagan muy bien y no tendría que volver a viajar más. En dos semanas volveré para visitarte, lo prometo.”

Al leer esto, Frin se puso muy triste, tanto que se fue a su casa y se encerró en su habitación dando un portazo tras de sí, tan fuerte que vibró hasta la ventana.

Al día siguiente, lunes, tuvo que volver al colegio. Ver que el pupitre de Lynko estaba vacío le puso aún más triste.

Pasadas dos semanas, Lynko volvió tal y como había prometido. Se dirigió a casa de Frin, llamó a su puerta, y éste se puso muy alegre al ver que su amigo había venido para verle. Juntos se fueron a dar una vuelta.

Lynko le dijo que se iba a quedar una semana y que podía verle cuando quisiera. Paseando se encontraron con un restaurante en la que buscaban camarero. Nada más ver eso se fueron al hotel donde se alojaban, pues la casa en la que vivían ya estaba vendida, y se lo dijeron al padre. El padre fue a ver y vio que el trabajo estaba muy bien y pagaban bien. El padre fue para ver si le contrataban y por fortuna así que lo hicieron.

Lynko y sus padres volvieron a vivir allí.

 

Resultado de imagen de frin

Written by NaimEM

Estudiante, INS thalassa

View all author posts →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *