Esta mañana al despertar me he encontrado con toda mi familia en el salón y al cabo del rato me he acordado de que hoy era mi cumpleaños. Mis padres me dijeron que me vistiera rápido que tenían muchas sorpresas y que sería un cumpleaños muy feliz. Primero me llevaron como a un local bastante grande y de repente al entrar aparecieron mis amigos. La fiesta duro hasta las dos del medio día y entonces nos fuimos a comer a mi restaurante favorito, al terminar no podía levantarme de la mesa pensaba que iba a salir rodando o iba a reventar.
Cuando pensaba que ya se habían acabado las sorpresas me llevaron al mayor sueño de mi vida, por fin pudimos ir a Barcelona a nadar con los delfines, siempre quería haber ido a nadar con delfines, pero mis padres me decían que de momento no podría ser ya que no tenían tiempo libre casi nunca.

Aquel día fue el más feliz de toda mi vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *