LOS REGALOS DE LOS REYES MAGOS
77 4

LOS REGALOS DE LOS REYES MAGOS   En este texto les contaré el mejor día del año. El día empezó diferente: mi madre me despertó sobre las siete de la mañana (es el único día  que me gusta madrugar) bajé a casa de mi tia y abrí los regalos.

Soñado con todas mis fuerzas.
97 2

Arrellanado en su sillón favorito, […], dejó que su mano izquierda acariciara una y otra vez el terciopelo verde. Sueño con un mundo en el que pueda ir a dar un paseo, sentir la lluvia caer bajo mis hombros y respirar el olor húmedo propio del césped mojado. Sueño con un mundo en el que mis calvarios sean

Llamadas perdidas
107 7

Sentado en el sillón verde de terciopelo que había en el salón de mi casa, estaba yo leyendo un libro. Esperaba una llamada, pero el teléfono no sonaba. Decidí llamar yo. Pulsé el número al que quería llamar, pero nadie cogió el teléfono. Esperé a que saltara el contestador de voz, aunque no dejé ningún

Érase una vez…
77 0

Érase una vez, el mundo al revés, quería ser invisible pero parecía imposible. Con una poción lo conseguí. Cogí una olla, introduje ancas de ranas y ¡a hervir!. Qué fácil poder salir a la calle siendo invisible y ver a la gente sin que nadie te pueda ver.   > LEE TODOS LOS CUENTOS DE

Una larga historia
113 2

Érase una vez, una corta historia. Esta empieza con la muerte de su protagonista. ¿Cómo muere, os preguntaréis? Es una corta historia, pero se puede alargar diciendo que necesitaba entregar  una redacción para castellano de cincuenta palabras antes del martes, y al no tener ideas, se muere para no hacerla. > LEE TODOS LOS CUENTOS

Hora de levantarse…
126 3

HORA DE LEVANTARSE… Hoy ya es el decimotercer día y ya hemos avanzado bastante en la jungla, hemos tenido que esquivar leones y serpientes. Aventurero: ¡Oh no! ¡El monstruo asesino despertador! Despertador: No te resistas. ¡Riiiiing-riiiing! Ya te estás despertando. Aventurero: Pierdo mi fuerza… Niño: ¡Mecachis! ¡Me he despertado!   > LEE TODOS LOS CUENTOS

Quiero ser…
152 8

Laura era una niña que vivía en un pueblo de los Pirineos, con a penas 2.000 habitantes. Iba a un colegio, de una sola línea, y en clase no llegaban a los 15 estudiantes. Un día en clase la profesora les puso una tarea para hacer en casa: buscar un trabajo que les gustase y

Tengo Vergüenza
93 2

Escribo en este diario, cuando no me siento segura de mí, o de mi alrededor. Hoy, no sé exactamente de qué  se trata, no sé si es porque estoy un poco nerviosa. Normalmente voy a la cafetería a escribir, pero hoy estoy en un banco del parque. Llueve un poco, y estoy sola.   05-10-2017 En el