Lo siento….
42 1

Al llegar el verano, sabía que la volvería a ver, ella, tan lúcida y tan bella, me enseñó a crecer jugando a contar estrellas cada anochecer… No podía esperar mas, y me moría de ganas de volver al pueblo y estar otra vez allí reunidos con todos mis amigos, a los que no veía hace