Los asesinos amorosos
60 3

Los asesinos amorosos Admirablemente restañaba ella la sangre con sus besos, pero él rechazaba las caricias. Era una día de primavera y ella como cada día se iba a escondidas de su marido para verlo a él, a su amante, siempre le ponía alguna excusa a su marido, pero ese día él se olía algo.