Cuando ya no estás.
24 0

Cuando ya no estás. Era una tarde muy fría de Diciembre, te necesitaba. Salí al balcón. Estaba jugando contigo, lo recuerdo perfectamente. Mi hermano me asustó y saliste volando. Caíste, te destrozaste. Partido en dos. No me lo creí, grité a mi hermano y bajé para  comprobar como estabas. No tenías salvación. Ni te podía